Respondió a un simple llamado como chofer de UBER, sin saber lo que le esperaba.

por | 25 Septiembre, 2017

Santiago, RD, 25 de septiembre 2017.- La Policía informó que identificó y persigue a tres hombres a quien acusa de la muerte de balas a otro y herir a dos personas, entre ellos un adolescente de 15 años de edad, en un hecho que ocurrió en el distrito municipal de Canabacoa, lo que presume haya sido un ajuste de cuentas por drogas.

La víctima mortal es Jason De Jesús Domínguez Borges, de 27 años, quien falleció a causa de múltiples heridas de balas en distintas partes del cuerpo.

En tanto que los heridos de balas son, Saury Antonio Reyes Díaz, apodado (Vitilla), de 23 años, presenta herida en la pierna derecha y un menor de 15 años cuyo nombre omitieron por razones legales, presenta múltiples impactos de balas en distintas partes de su cuerpo.

Los presuntos autores del homicidio son identificados como Luisito, Valentín y El Bale, quienes según la uniformada dedican a la venta de sustancias narcóticas en dicha localidad y zonas aledañas.

Reyes Díaz al ser depurado en los archivos policiales figura con un registro por homicidio, dijo la uniformada.

El informe enviado por la policía explica que el hecho se produjo momentos en que Domínguez Borges y los dos heridos se encontraban en horas de la tarde en la calle primera de Canabacoa, abordo del carro Nissan Mach, de color morado.

“Al lugar se presentaron los agresores abordo de un carro Hyundai color gris y desde el vehículo les realizaron los disparos, posteriormente emprendieron la huida”. Precisa la nota policial.

Comunica que “en el proceso de la investigación policial transcendió que el móvil del suceso se debió a un ajuste de cuentas motivado al conflicto entre grupos contrarios por asuntos de drogas, en el referido distrito municipal Canabacoa”.

Lo peor de todo esto es que el joven Jason De Jesús Domínguez no tenía que ver nada con esto, solo atendió el llamado de un servicio de UBER que le pidieron y resultó que quienes abordaron su carro, tenían problemas con otras personas.

Al lugar del hecho se presentaron técnicos de la policía científica quienes colectaron como evidencias 23 casquillos calibre 9mm y dos proyectiles mutilados y el carro Nissan en mención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *